Sillas de bebé, remolques carro y otros sistemas portabebés y niños para bicicleta

Si eres amante del ciclismo y has tenido o vas a tener un bebé es probable que te estés planteando si podrás seguir con tu afición favorita una vez el peque haya llegado al hogar, si bien es cierto que hay un nuevo ritmo de vida al que adaptarse, la verdad es que cada vez es más fácil poder salir en bici en compañía de los más pequeños de la casa. Lo bueno es que vas a contagiarle tu pasión por el deporte desde bien pequeño y es probable que tengas compañero para tus salidas en bici para una buena temporada, al principio en un remolque de bici para niños, luego si quiere en una silla portabebés y de más mayor pedaleando detrás tuyo con uno de los sistemas que veremos a continuación.

Niño junto a su remolque para bicicleta. Imagen de Pixabay.

El hecho de salir con nuestros hijos a hacer rutas en bici es saludable y un muy buen ejemplo de medio de transporte sostenible y sano, tiene beneficios a corto y medio plazo para el niño como puedes leer en este artículo de Salud180, además el niño deportista será muy probablemente un adulto deportista.

La oferta de accesorios y opciones para poder salir a pedalear con bebés y niños es muy amplia, por eso vamos a ir viendo lo que hay en el mercado para ver que nos conviene más en función de la edad de nuestro hijo, si tenemos más de uno, etc.

También vamos a ver cómo debemos planificar una salida en bici con niños, la ruta que elijamos tendrá que estar adaptada, se recomienda que no tengan fuertes pendientes, que disponga de sitios donde poder parar que sean, a poder ser, tranquilos y con sombra.

Remolques de bici para niños

Estos remolques tipo carro para bebés y niños van sujetos a la bicicleta del adulto, quedando detrás de esta, de forma que el ciclista lo arrastra, de ellos destacamos dos ventajas, la primera es que adaptándolos correctamente nos permiten llevar a bebés desde bien pequeñitos y la segunda es que muchos modelos tienen espacio para dos niños.

Otra de las ventajas que tienen es que los niños van muy cómodos sentados en ellos y disfrutan más del paisaje ya que la vista es más panorámica que sentados en una sillita trasera. Disponen además de un espacio tipo maletero donde podemos guardar cosas útiles cuando salimos con niños como agua, comida, algún juguete…

Estos remolques tienen forma como de capsula que se puede cerrar, esto los hace muy prácticos en días fríos y en días lluviosos.

Sillas de bici para bebés

A partir del año, aunque el niño puede seguir viajando en el remolque, tenemos una opción más ligera, ideal para trayectos más cortos o si vamos por ciudad, esta opción es la sillita portabebés para la bici, también hay varios tipos:

Silla de bebé para bicicleta delantera 

Estas nos permiten tener al bebé a la vista todo el tiempo y favorecen la buena visibilidad que él tendrá. Son menos conocidas en España que las traseras que hemos visto toda la vida, pero poco a poco están ganando en popularidad ya que favorecen también la comunicación entre padre/madre ciclista con el niño.

Algunas se fijan a la dirección de la bicicleta mientras que otras llevan puntos de anclaje aprovechando la barra central de la bicicleta. Las que fijamos en la barra central son las más estables y las que menos desequilibran al ciclista, además, el tener dos puntos de anclaje aporta un plus de seguridad.

Padre con niña en silla delantera. Imagen de la web oficial de Weeride España.

Marcas como Thule, Bobike o Amaco fabrican este tipo de sillas, aunque quizás la más conocida y completa sea Weeride, tiene los dos puntos de anclaje antes mencionados además de un reposacabezas por si el niño se queda dormido.

Silla de bebé para bicicleta trasera

Estas sillas son las más comunes, aunque tienen la desventaja de no llevar al peque a la vista ofrecen ventajas como un respaldo más alto, incluso algunas marcas tienen respaldos reclinables, que aportan un extra en comodidad y permiten al peque dormirse apoyando la cabeza.

Por lo general estas sillas también aguantan más peso, lo que en teoría permiten llevar cómodamente a niños de hasta cuatro o cinco años.

Varias marcas fabrican este tipo de sillas, siendo las más conocidas Polisport, Hamax o Thule.

Madre con niño en silla trasera. Imagen de la web oficial de Thule España.

El niño que va en una silla de este tipo, sea delantera o trasera, debe llevar casco, además la sillita debe llevar incorporado un sistema de arneses o correas para sujetar al pequeño.

Bicicletas para llevar niños. La «bici-carro» de Taga

Hemos decidido denominar “bici-carro” a estas bicicletas que existen en el mercado, y es que son unas bicis que llevan un carro integrado, más aptas para ciudad debido a las características de las mismas, lo bueno es que es una especie de todo en uno con varias posiciones que permite ser usado como bicicleta con silla o como carro.

La encargada de hacer esto posible ha sido la marca Taga, creando unos modelos exclusivos de bicicletas con silla que se convierten en carro en menos de un minuto.

Tandem, semitandem y sistemas similares para salir en bicicleta con niños

Conforme el niño vaya creciendo, tanto el remolque como la sillita se le quedarán pequeños, más que por tamaño por actividad del niño que es probable que ya no quiera estarse quieto y prefiera pasar a la acción. Este es el momento en que podremos llevarle pedaleando tras nosotros, con diferentes extensiones que se acoplan a nuestra bicicleta como la silla remolque de Weehoo, el co-pilot o semi-tándem, el trailgator y el Followme.

Silla remolque Weehoo

Weehoo es una marca que fabrica varios accesorios para llevar cargas en bicicleta, para esta edad en que el niño ya quiere pasar a la acción tienen un complemento muy bueno, la silla remolque, como su nombre indica es una silla con ruedas que se engancha a la bicicleta del adulto y hace de remolque en el que sentamos al niño, con la particularidad de que el niño dispone de pedales por si quiere acompañar con el pedaleo.

Tiene la ventaja de que es muy estable, por lo que niños de cuatro años pueden ir sin problema. Otro plus si pensamos a largo plazo es que caben niños de hasta unos nueve años. 

Padre transportando a niño en silla remolque weehoo. Imagen de Amazon.

Co-pilot o semi-tándem

También para niños de estas edades, que ya no quieren ir en la sillita existe la posibilidad de utilizar el co-pilot o semi-tándem, que es una extensión que se acopla a la bicicleta del adulto convirtiéndola en un tandem, el niño contribuye con el pedaleo y tiene un manillar (fijo) que hace que la experiencia sea bastante similar a la del adulto. 

La marca Weeride es la líder en la venta de estos artilugios. También aportan buena estabilidad para el niño, aunque menos que las sillas remolque, como en el caso anterior el casco también es obligatorio.

Padre e hijo utilizando el co-pilot. Imagen de la web oficial de Weeride Europa.

Barras remolque

Es una barra que sujeta una bicicleta infantil a la del adulto, obteniendo un resultado similar al del co-pilot. La marca más conocida en fabricar estas barras es Trailgator, aunque también la marca Peruzzo las fabrica.

Este sistema tiene la ventaja de que nos permite tener un semi-tándem cuando lo montamos todo junto o una bicicleta infantil al separar los elementos. La desventaja frente al co-pilot es su estabilidad, un tanto menor, lo que requiere mayor equilibrio por parte del niño. El casco sigue siendo obligatorio con este sistema.

Trailgator con bici pequeña. Collage de imagenes de Amazon.

Followme

Este es otro sistema para enganchar una bicicleta infantil a la del adulto, ambas bicicletas estarán más cerca una de la otra, es un sistema más robusto que poco a poco se va viendo con más frecuencia en España.

Al igual que la barra de remolque cuenta con la ventaja de poder utilizar las dos bicicletas por separado o unirlas haciendo un tándem, es más estable que estas barras con lo que el pequeño irá más cómodo, además no va sujeto a la barra del sillín con lo que permite llevar también una sillita trasera. El casco, al igual que en los sistemas anteriores, sigue siendo obligatorio.

Followme. Imagen de PxHere.

Sabemos que hay muchas opciones diferentes para llevar a nuestros hijos a nuestras salidas en bici y entre tanta variedad es fácil sentirse un poco perdido, por eso hemos hecho el siguiente artículo en el que hablamos con más detalle de estas opciones, indicando sus ventajas y su edad ideal de uso.

De padres ciclistas niños ciclistas

En general todos los niños tienen el gusanillo de aprender a montar en bici, pero todo niño que haya sido llevado en bici por sus padres lo tendrá seguramente con más intensidad. Aunque hay niños que aprenden más rápido que otros y de forma más o menos intuitiva, en los últimos años han proliferado las llamadas bicicletas de equilibrio que, entre otros beneficios, ayudan a que el aprendizaje de montar en bici sea más rápido.

bicicletas sin pedales. Imagen de Pixabay.

Bicicletas sin pedales para futuros pedaleadores

Estas bicicletas sin pedales, también llamadas bicicletas de equilibrio, no son más que unas bicicletas pequeñas y ligeras, además de adaptables a varias alturas que tienen la peculiaridad de no tener pedales.

En ellas el niño se sienta como en cualquier bici, con los pies en el suelo y se impulsa con estos para avanzar.

Ya imaginarás que estas bicicletas no son para llevarte a tu hijo a tus rutas ciclistas, con ellas la velocidad máxima es la que las piernas del pequeño permiten, aunque a veces nos sorprende lo rápido que pueden llegar a ir, tampoco están indicadas para recorrer grandes distancias, sobre todo sabiendo que te arriesgas a tener que volver a casa cargando con un niño cansado y una bicicleta que no quiere montar.

Si quieres saber más sobre todos los beneficios de estas bicicletas sin pedales puedes echar un vistazo al siguiente artículo en el que hablamos de ello con más detalle, y si estás decidido o decidida a comprarle una a tus hijos no dejes de mirar la selección que hemos hecho en este artículo.

Cascos para bebés y niños

Siempre que llevemos a nuestros hijos en bicicleta deben llevar el casco, además de obligatorio es seguro y les inculcamos una buena costumbre desde pequeños. Solo en caso de llevarlo en un remolque podemos prescindir del casco.

El casco deberá ajustarse bien a la cabecita del niño, para ello nos fijaremos en la talla, lo bueno es que dentro de cada talla los cascos de pueden ajustar para que le quede bien sujeto y no le baile ni le quede demasiado pequeño.

Ciclismo con bebés y niños

Siempre que salgamos a pedalear con nuestro peque debemos tener en cuenta que no vamos solos, tanto si el peque va en el remolque, en el weehoo, como si va en la silla va a cansarse, aunque no esté en movimiento, precisamente por eso se cansará, es importante hacer paradas para poder jugar un rato con él, si ya camina para que pueda corretear un rato, darle de comer o beber, etc.

Lo mismo ocurre con niños más mayores que ya vayan con algún tipo de sistema tipo tándem, según el elegido el niño además de pedalear deberá también estar guardando el equilibrio, son perfectamente capaces de hacerlo, pero debemos parar para que descanse y no acabe aborreciendo la actividad.

Para ello también es importante que planifiquemos la ruta y sepamos que cuenta con espacios donde las paradas sean como mínimo agradables, con sombra y a poder ser con vistas, también en una zona que el niño pueda jugar. Lo ideal es planificar rutas en zonas con poco tráfico de coches, o nulo, además de ser rutas más seguras son también más agradables. Finalmente, si las salidas las hacemos con otros compañeros con niños la diversión en ruta y más durante las paradas paradas está asegurada al 100%.

Niños en bicicleta. Imagen de Pixabay.

Deberemos tener en cuenta también, de cara al adulto que arrastra el remolque o la extensión conveniente, que lleva al niño en silla o incluso silla y extensión a la vez, que cada pedaleada requerirá mayor esfuerzo con lo cual, y sobre todo al principio, la recomendación es que las rutas no sean demasiado exigentes. Hay que acostumbrarse no solo al peso sino también al manejo de la bici con el sistema portabebés o niños elegido ya que variará el centro de gravedad, la maniobrabilidad se verá afectada, etc. nada que no se solucione con un poco de práctica.

Respecto al equipamiento para un niño que vaya en bici tendremos en cuenta el sistema en el que llevamos al niño, así como la climatología. 

No abrigaremos igual a un niño que va en un semitándem pedaleando y manteniendo equilibrio en un día soleado de primavera que a otro niño más pequeño que va sentado en la sillita en reposo un día medio nublado de diciembre.

El casco será obligatorio en todas las ocasiones, salvo para los niños que vayan en remolque cerrado. En el caso de las bicicletas sin pedales el casco no es obligatorio, pero no está de más llevarlo, además es muy probable que por imitación él también lo quiera llevar.

Para saber más sobre como equipar a nuestros pequeños cuando salimos en bici desde nosinmibebé te invitamos a leer este artículo en el que damos algunas recomendaciones, luego la experiencia de cada adulto, el conocimiento de las rutas que se van a hacer, la época del año y la edad del niño serán factores a tener en cuenta para adaptarnos a nuestro caso concreto.

Niño sentado junto a su bicicleta infantil. Imagen de Pixabay.

¿Qué te ha parecido este artículo? Ayúdanos a saber si la información es útil votando en las estrellas amarillas.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Quédate en nosinmibebé si quieres compartir tu o tus deportes favoritos con tus hijos, los límites los ponéis vosotros. Tenemos información sobre senderismo con niños, running con carro y de porteo como alternativa a los deportes de alto impacto.

Si quieres saber más sobre remolques para llevar niños en bicicleta, sillas portabebés o ciclismo con niños pásate por nuestros artículos:

¡Síguenos!

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar